nueva poesía del Caribe

Agradezco profundamente a mis compañeros de ruta , Fernando Sabido Sánchez y Ana Muela Sopeña por permitirme dialogar con estas poesías periféricas que son el epicentro de la palabra y de la vida en este vasto planeta

 

http://www.poesiasolidariadelmundo.com/

http://poetassigloveintiuno.blogspot.com/2012/01/5738-antonio-acevedo-linares.html?spref=bl

 

Antigua

Althea Romeo Mark

 HACEDORES DE NACIONES


Un tropel de hombres marrones en un alto de la isla
hablan en español y en francés criollo,
no en el patois inglés de las generaciones
reunidas ante ellos.

Degradados por sus apodos,
linchados por la fijeza de desdeñosas miradas,
tildados de roba-empleos,
acorralados por inmigración,
son arracimados en camionetas, encadenados como ganado.

Envueltos en la inclemencia de la vida,
restan importancia a la fresca claridad de la madrugada,
desconocen el aguijón abrasador del sol que ha de venir.
Ojos hambrientos, se precipitan loma abajo,
a la caza de camiones en ascenso.

Como mangostas que quieren matar,
cargan contra el primero que aminore su paso.
El hombre, su motor aún en marcha,
grita: “dos días de trabajo por cuatros.”
Los hombres se agitan, empujan,
se vuelven acróbatas – acuerdan el lugar
y corren hacia un trabajo duro y mal pago.
Los desilusionados
continúan al acecho,
esperan su turno.

Son hacedores de islas-naciones.
Son los padres de líderes que ven con los ojos
de quien ha sido privado de sus derechos.

Traducción de Ricardo Gómez

 

VISA VENCIDA

Te escurres como un hervido de okra * y eddo**
cuando inmigración te pisa los talones.
Hasta Bush es tu primo hermano cuando
la migra te pisa los talones.
Tu mente hace tic-tac como reloj barato
cuando la migra te pisa los talones.
Okra, sangre y reloj. Qué confusión
cuando la migra te pisa los talones.
Ves a tus hermanos subir al fuerte
con cadenas de ganado en sus manos
todo por los de inmigración.
Tic-tac, tic-tac. ¡La alarma se dispara
cuando los de inmigración te van a hacer daño!
¡Zas! Se encienden los pies de okra y el eddo cambia a segunda velocidad
cuando la migra te pisa los talones.
Mejor busca pronto a tu primo hermano.
Okra, eddo, sangre y reloj
qué confusión, cuando la migra te pisa los talones

* Malvácea tropical (Abelmoschus esculentus) su fruto parecido al pimentón se usa como verdura y como condimento.
** Tubérculo tropical (Colocasia esculenta) con textura y usos culinarios parecidos a los de la papa.

Traducción de Ricardo Gómez

EL NÁGER * MAN

El brokrah ** man blande
el látigo sobre una espalda.
El náger man blande
el látigo sobre una espalda.
Cuando la esclavitud ya hacía mucho
que se había ido.
Colonialismo, independencia,
identidad cultural.
El náger man blande
el látigo sobre una espalda.

* Habitante negro de las Antillas en el patois de Antigua y Barbuda.
** Terrateniente blanco en el patois de Antigua y Barbuda.

Traducción de Ricardo Gómez

SEGUNDAS IMPRESIONES DEL ABUELO

La choza infestada de termitas
cerca de una arboleda de mangos
huele a humedad
a pesar de las ventanas abiertas.

Del closet que
abrimos a la fuerza
cuelgan ropas raídas.

El espíritu del abuelo se aferra a nosotros
ondea en polvorientas hilachas
nuez moscada y clavo,
cacao y canela.

La abuela dice que él era creación del diablo.
Que la había abandonado o que ella
lo había dejado, dependiendo del día
en que oyeras la historia.

Ella lo expulsó de su corazón,
selló su choza con tablones cuando él murió
y le cerró la puerta a nuestras vidas.

La abuela nos reveló un secreto
cuando llegaron las penurias:
el abuelo dejó montones de billetes guardados
de las temporadas de recolección de frutas en Florida.

Él nos habla
a nuestro paso entre el crujir del suelo.
Cuelgan los banjos de las frágiles paredes.
Reposan las armónicas sobre frágiles repisas.

Un apolillado sombrero panameño
pende de un clavo
sobre la desvaída foto de una boda –
la abuela y el abuelo sonriendo.

Traducción de Ricardo Gómez

 TRADICIÓN

El funeral ha terminado.
Los hombres se reúnen en un bar cercano,
beben rondas continuas de ron
en honor del muerto,
alivian su sed abrasadora
y entierran su dolor bajo una risa estentórea.

Estuvieron junto a la tumba
luciendo sus mejores trajes negros,
los sombreros sobre sus corazones,
secando las inundaciones de lágrimas
que rasgaban rostros de mujer,
levantaron y sostuvieron
a quienes se derrumbaban por la pérdida.

Llevaron el ataúd por todo el pueblo
y todas las tiendas cerraban sus puertas
al paso de la procesión.
Cuando la fila negra
serpenteaba por la calle principal,
el muerto miró la vida
por última vez
en beneficio de la memoria.

Le dimos nuestros adioses
tras las puertas cerradas
por entre las persianas
y todo estaba inmóvil–
totalmente inmóvil.

Traducción de Ricardo Gómez

SABIDURÍA ANTILLANA

¡Nunca señales
hacia un cementerio!
decían las ancianas.
Muerde pronto tu dedo
antes de que se pudra y se te caiga.
Así que nunca pasábamos por ellos caminando,
acelerábamos,
enjutas piernas que chocaban
con la gravilla
y entre sí,
los corazones martillando,
las manos crispadas en puños,
incrustadas en los bolsillos
o clavadas a nuestros costados;
rogábamos que no se fueran a
escabullir por algún encantamiento
y a señalar.
Al pasar el peligro,
contábamos
dos manos,
diez dedos,
sentíamos el miedo seguir su curso,
agradecíamos a Dios
y cuidábamos de nuestras rodillas ensangrentadas,
contábamos nuestras costras
y llorábamos.

‘No señales a los cementerios,’
decimos a nuestros hijos
cuando nos interrogan
sobre las cicatrices en nuestras rodillas.
‘Debes morder tu dedo
antes de que se pudra y se te caiga
y camina cuando pases por el cementerio
no corras.’

Traducción de Ricardo Gómez

REVOLUCIÓN Y REGGAE
(GOLPE DE ESTADO EN LIBERIA – 1985)

La luz del día hace cambio de guardia con la noche
y en la radio retumba “Get up, stand up,
Stand up for your rights”*
No suena el himno nacional.

Se confirma pronto la sospecha,
una monótona voz interrumpe
la tranquila canción reggae
“El Partido Revolucionario del Pueblo
ha tomado el gobierno;
permanezcan en calma, quédense en casa.”
“Get up, stand up,
Stand up for your rights”

Bob Marley no sabe que
han secuestrado su canción
y la han incrustado en cabezas;
las rodillas debilitadas por el miedo
no nos permiten levantarnos

Nos reunimos alrededor de una mesa de cocina
intranquilos por el ra-ta-ta de los disparos
y por los cantos de “patriotas” borrachos
que celebran prematuramente el golpe de estado
celebran el ascenso de líderes tribales al poder
cuentan con el nepotismo para subir de estrato
para ascender en la escala social.

Apagamos la radio
algunos de los que se levantan por sus derechos
se llevan hombres
con destino desconocido
a pesar de los ruegos de esposas e hijos.

Rogamos por poder escapar de la tormenta
pues una revolución, como un huracán, puede
cambiar de dirección, dejar muerte y destrucción
a su paso, mientras lucha por sobrevivir.
El cambio trae muerte a algunos,
masacrados por hombres que querían ponerlos en su lugar,
mostrarles quién es el jefe, ejercer sus derechos
en nombre del destino y de “Get up, stand up,
Stand up for your rights” himno recién descubierto,
rehén de una causa turbia.

Traducción de Ricardo Gómez

Althea Romeo Mark nació en Antigua, isla caribeña, en 1948. Poeta, narradora y profesora, realizó estudios universitarios de educación, inglés y literatura americana moderna; ha vivido en Estados Unidos, Liberia, Reino Unido y Suiza. Ha publicado, entre otros, los libros de poemas: The Silent Dancing Spirit, 1974; Palaver: West Indian Poems, 1978; Two Faces, Two Phases, 1984 y Beyond Dream: The Ritual Dancer, 1989. Sus poemas y relatos han sido incluidos, entre otras, en las publicaciones: Revista Review interamericana; Welcome to my Pad; The Harvard Advocate, Sun Jewels: Anthology of Virgin lslands Poetry y New Kent Quarterly.

 ————————————————–

Aruba

Quito Nicolaas

CONSCIENTE

Temo
expresar
las palabras
que alojan
mis sentimientos.

Tengo miedo
de volver a contar
las historias
que ocultan
mis pensamientos.

Temo
revelar
las declaraciones
que envuelven
mis experiencias.

Tengo dudas
de realizar
los sueños
que agotan
mis días.

Soy consciente
de que mi voz,
que echa al mundo
mis ideas,
las engendrará de nuevo.

Soy consciente
de que los sentimientos
que persiguen
mi vida,
los podré compartir.

(Fuente: Dudas razonables, 103 p. /2002)

VIDA DESPEJADA

Nunca te
he encontrado,
para decirte algo,
como señal de despedida,
en mi corazón.

En la lejanía
me consolaste,
durante esas noches
de soledad,
sin abrazarme.

Con azabache en los ojos,
siento tu presencia,
en la cama y en los brazos
de otro,
que no te mima.

He esperado mucho
una señal; una señal de vida
envuelta en tu olor,
de cuerpo desnudo,
después de la medianoche.

Tus palabras,
que cada día llevo
en mi vida esotérica,
que nunca termina,
en nuestro sitio de encuentro.

© Gerede Twijfels, 2002

OBJETO

No veo ningún objeto,
sólo los rayos,
que se dirigen hacia mí,
secos en la parte inferior.

Que nadie con intuitiva imaginación
dirija tu vida,
ni siquiera la indeseable dote
que humildemente te recibe.

La humanidad ya no existe,
en nuestros continentes.
El dilema atrasado,
cada vez se adelanta más.

La unidad ha sido devorada
por políticos perversos,
de despreciables ideas,
además de su alucinación.

(Fuente: Dudas razonables, 103 p. /2002)

OLAS

Olas, echando espumas,
ensortijadas por
mis recuerdos,
que me remontan
a un periodo de abundancia,
que como niño, como emigrante
cambió mi vida,
incluso por una vida
sin retrospección.

Altas olas, que nunca más
me volvieron a llevar
a la cuna, donde balbuceé
mis primeras palabras.
Mi cordón umbilical,
profundamente enterrado,
grita por mi regreso.

La tierra que cada vez tiembla
para tragarse los recuerdos
de mi juventud;
encuentro con
las ondas cerebrales.

Olas, como la lava;
que reducen mi vida,
mis pensamientos y mi creación
a cenizas.
Un hijo de su terruño,
detrás de una cortina de hierro,
condenado a cadena perpetua,
a fin de renunciar
a lo que es un derecho.

(Fuente: Dudas razonables, 103 p. /2002)

PINTURA CORPORAL

Disfruto
de ese sentimiento,
de que mi cuerpo,
de adentro hacia afuera,
haga que todo viva de nuevo.

Como siempre,
se me estiran los músculos,
como una cuerda,
que agrava el tono,
de un coro.

Todo ese contoneo,
de tus caderas.
Toda esa belleza,
que me embriaga,
en un cielo inamovible.

Con ojitos sonrientes,
viste el salón revestido,
sentiste a distancia,
una mirada atormentadora,
de la que no te liberabas.

Cual bailarina árabe,
me cautivaste en tu mundo,
en el embrujo
de palabras rítmicas,
en la palma de mi mano.

Tu sonrisa de bronce
me dejó como adorno,
en un cántaro que,
necesariamente, hay que vaciar,
en un ambiente seco.

© Gerede Twijfels, 2002

Malvinas

El descubrimiento de una vida que nunca se vivió,
que sí podía ver sin poder volver a contarlo.

En mi sueño
te veo aparecer
cada noche.

En el pasado te admiraba
en el rabillo del ojo
durante el día.

Retirados el uno del otro
un deseo creció
durante la noche.

Pero alguna vez
olvidamos el compromiso
al mediodía.

Hicimos el amor
dos cuerpos amargados
en la mañana.

© Atardi di Antaño, 2005

PAISAJE LÍRICO

El hogar familiar
al levantarse un encanto,
el comienzo del día
las aves en el jardín
un concierto de alegría.

Años que no volverán
ahora mayor pensamiento
vida cambiante;
cuando el exterior entra,
quebraderos de cabeza.

Después de un tiempo
fotografías que revelan
un paisaje rural
la entrada de una época;
réplica cómo creció.

© Atardi di Antaño, 2005

ANILLO DE ORO

Nada te detiene si tú mismo no lo deseas.
Ideas ya obsoletas,
que reniegan de sí mismas
letras sublimadas
caligrafiadas en la pared.

Sueños caribeños, a la salida
de un puerto
censurando mi almohada
escupiendo hasta el otro lado.

Ven a bordo de mi crucero
camina los mares
de pasión
para bajar a tierra en Druifkust.

Luego se echó a la mar;
un marinero que nunca
más volvió
contando
una epopeya.

© Atardi di Antaño, 2005

Quito Nicolaas nació en Aruba el 26 de octubre de 1955. Poeta, ensayista, periodista, dramaturgo y profesor universitario. Estudió Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad de Amsterdam. Ha publicado los libros: Eclips Politico (Political Eclips), 1990; Illusion Optico (Optical Illusion), 1995; Destino (Destiny), 2000; Gerede Twijfels (Reasonable Doubt), 2002; Tera di Silencio (Country of Silence), 2004; Atardi di Antaño (The afthernoon in the past), 2005; Alameda, short stories, 2008; Verborgen leegte, 2010. Incluido en las antologías: Pa saka kara, 1999; Island of mine, 2002; Bentana Habri/Open windows, 2004; Met de wil elkander bij te staan, 2004, Van de Prinsengracht, 2007 y The Dictionary of International Contemporary Poets, China, 2009.

——————————————————

Bahamas

Marion Bethel

Renacimiento taino

Si tú plantas bejucos de yuca
en un cayo de coral de un mar poco profundo
tus manos calentando el lomo

de una cordillera submarina
si caminas en un cayo de coral sabiendo
que tu pie masajea un aplastado

pico de montaña, si nadas
en un mar poco profundo oliendo
lamiendo un musgo intemporal

si te acuestas en un cayo de coral
de un mar poco profundo sintiendo
el peso y la maravilla

de doscientos millones de años
de arena viviente es probable que seas
un taino o bahamés vuelto a nacer.

En un cayo de coral

En un cayo de coral donde el turismo es rey
divino y la banca, un príncipe de plata
donde nunca hubo azúcar, ni escasamente
donde nunca hubo algodón, no mucho
para la mano de piel suave
ya muerta la ballena
para la mano endurecida
ya rota la línea de la ballena
Nos hicimos a la mar nos hicimos a la mar.

Ya no pescamos ballenas ni naufragamos
corsarios, piratas o traficantes de ron
según cambian las mareas económicas
No lamentamos nuestra pérdida
de los bahameses del casabe
en el mar de los sargazos
Porque somos los bahameses en su concha
no nos duele lo que
no sabemos que hemos perdido.

En un cayo de coral donde vivimos
En una plantación turística, un feudo
bancario donde el aire esta acondicionado
como lo están las manos que no saben
de la cuerda de pescar o el suelo de la pina
No producimos nada, o apenas
servimos al mundo, o casi
En nuestro servicio con aire acondicionado
Somos los benditos camareros de la gracia divina.

Las manos de Miss Jane

Miss Jane insuflaba aire
en los pulmones de Cherokee Sound
nuestra aldea de corderos monárquicos
balando «Rule Britannia» para siempre

ella una niña esclava de Georgia
una mujer liberada en Ábaco, libre
para dar vida, para acomodar
sus pezones auto-alquilados en
las lenguas de ovejas mamonas

Miss Jane se esforzaba hacia entrañas
hipantes desatando sus nudos de muerte
hurgando hondo dentro de sí misma
cortó el cordón umbilical de su propio hijo

ella dio a luz a la abuela Beble
confortándola con sus chorreantes
pechos tan fofos como bebe de caracol
Beble, una mujer de piel cacao-ciruela
viajaba a las riberas de una isla

con sus oscuros brillos aceitados de coco
cada Día de la Emancipación para celebrar
la manumisión de su Dios viviente
el misterio de las manos de Miss Jane.

Traducciones de David Cherician

Marion Bethel vive y trabaja en Nassau, Bahamas donde nació. Su escritura incluye poesía, prosa, teatro y ensayo. En 1994 Marion Bethel recibió el Premio Casa de Las Américas por un libro de poesía llamado GUANAHANI, MI AMOR que fue publicado en una edición bilingüe (Español- Inglés) en Enero de1995. En Sept. 1997 Marion Bethel inició el periodo de un año de una beca en el Mary Ingraham Bunting Institute del Colegio de Harvard y Radcliffe, Cambrdge, Massachussets donde desarrolló su trabajo en escritura creativa.
Recientemente editó una sección especial de El Escritor Caribeño Vol. 13 llamada “Poesía de las Bahamas”. Actualmente está terminando un manuscrito poético y haciendo investigación para una novela.
———————————————————–

 OBEDIAH MICHAEL SMITH

CASA DE LAS MOSCAS DE LA FRUTA

los poemas se ciernen alrededor como moscas de la fruta
planean sobre la piña
que parto en pedazos y que como

sobre la naranja que parto en cascos
para compartir

sobre los melones, papayas, sandías
en las que clavo mi navaja
para tajar en rebanadas, para sacar rebanadas

NUESTROS OJOS SE ENCUENTRAN

como sus gestos
que son todos tan plenos
y prolongados hasta un punto
casi de estallar
casi de reventar
como olas
alzadas contra una costa rocosa
la sangre en mi corazón
rompe de forma parecida
cuando la veo
y me quedo tan quieto como es posible
tan quieto como puedo
en la medida en que es posible echarle una mirada
en la medida que se encuentre a la vista
entonces me quedo embelesado
en lo que queda en el ojo de mi mente
en el ojo de mi mente
veo lo que queda proyectado
en la pantalla de mi mente

INSTAMÁTICO

un instante, eso es todo
un instante, no más
como antaño, como en los tiempos ya pasados

no poco nerviosos, ni ella ni yo
por cercanía, por desnudez,
por nuestra proximidad

belleza inmensa estremece nuestras hojas
aunque sean bellas prendas
nada se ajusta como la piel

en mis brazos, como en los viejos tiempos
locos tiempos, las cosas prohibidas que hicimos
límites de maldición

la nuestra era otra nación
y la íbamos creando al paso
rompimos reglas, creamos otras nuevas
la desnudez era lo que era celebrado

en la ducha o afuera
en la piscina o en el mar
anatomía para ver, para compartir
para convertirla en posesión

propiedades adquiridas
para intoxicar a cualquiera que mirara

habían de limitar a quienquiera que mirara
quienquiera que tomara fotos

AGUA PRÍSTINA COMO EL VIDRIO

todo es robado, de veras
vivir y escribir
transferir, traducir
una cosa, alguna cosa
en otra cosa

transferir alguna cosa
desde un sitio a otro sitio distinto

usualmente desde algún sitio exterior
hasta algún sitio interior

todo es robado, de veras
el sol tardío sobre el mar
mi intento por capturarlo
por saquear esta tarde
de agosto

CABALLO DE FUERZA

especulo algunas veces,
acerca de mi habilidad, día tras día,
para levantarme y salir

con bacterias, parásitos, virus,
por billones cuando se combinan
como tantísimos simios sobre mi espalda

ciertamente, como Atlas,
llevo a cuestas el peso del mundo

sabiéndolo constantemente, un día,
esta carga será excesiva para mí
excesiva para ser levantada, excesiva para ser cargada

y lo que se halla a mis espaldas
se sentará sobre mí y me mantendrá sometido
“¡Sí!” exclamarán,
al unísono, triunfalmente

como ves ellos son agentes de la muerte
es entonces cuando podrán
allegarse a la muerte para recoger
su botín

CUERDAS VOCALES (VOCAL CHORDS)

maniatados,
mis poemas son como cerdos, atados,
las líneas de versos son cuerdas

ellos solían ser
más difíciles de someter
antes de los encuentros
con Mervyn Morris y
antes de un taller
con Lorna Goodison
quienes son tan expertos
en este asunto de la cacería de palabras

Mervyn Morris conoce
todos los atajos
a través de los matorrales

Tradujo: Rafael Patiño Góez

Obediah Michael Smith nació en New Providence, Bahamas, en 1954. Profesor de inglés y de Literatura. Realizó estudios de dramaturgia y de francés. Obra poética: Love, 1972; Bicentennial Blues, 1977; 43 Poems, 1979; Ice Cubes, 1982; Acts, 1983; Fruits From Africa, 1987; Once Upon A Blank Page, 1991; As If Creation Were His Crime, 1993; Soul of These Soils Sail of These Seas, 1996; Christmas Lights, 2003; Poems To Sit On To Shell Peas, 2003; On The Hinges of This Town, 2003; Seventy Poems, 2009; Open Testament, 2009.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: